CONFÍA SIEMPRE EN LA CALIDAD CUANDO INVIERTAS TU DINERO.

En un estudio inmobiliario realizado en la ciudad de Alicante entre los años 2005 y 2018 descubrimos que las viviendas de menor calidad o situadas en barrios o zonas menos privilegiadas habían sufrido una variación mayor en el precio de compraventa. Por contraposición, las viviendas TOP o en zona PRIME mantuvieron su valor.

Pongamos un ejemplo:

Pedro y Manuel hicieron una inversión al mismo tiempo,

Pedro confió en que era más rentable hacer una inversión sobre una oportunidad de compra por valor de 70.000€ en un barrio de la periferia ya que calculo que el valor del alquiler en ese momento sería de unos 4800€ al año y el porcentaje le parecía razonable y en el futuro siempre podría recuperar su inversión.

Manuel ya tenía varios bienes inmobiliarios con diferentes soluciones inmobiliarias. Decidió invertir la cantidad de 300.000€ en una zona cercana a la playa, en una urbanización más completa con zonas comunes y piscina. El alquiler en este caso era de 850€.

Visto desde fuera todos pensaríamos que Pedro, obtiene una mayor rentabilidad y por lo tanto hizo una mejor inversión, pero Pedro no calculo un factor.

El mercado inmobiliario esta en continuo movimiento y al igual que otros mercados depende directa o indirectamente de otros muchos mercados. Pedro compro su vivienda en un barrio antiguo con una mayor índice de mortalidad, eso significaba que con asiduidad subía la oferta de vivienda en ese barrio, todos sabemos que pasa cuando sube la oferta, eso hacía que bajara el precio del alquiler y lo peor, EL PRECIO DE VENTA. Todo fue “Bien” durante unos años, hasta que hubo una restructuración económica (Algunos le llamáis crisis)….Os podéis imaginar. El precio del alquiler bajaba y bajaba y aunque Pedro siguiera obteniendo una remuneración se dio cuenta de que apenas le daba para cubrir la parte proporcional de la financiación y el detonante, al haber adquirido una vivienda antigua surgían diferentes derramas por mejoras (Ascensor, fachada, escaleras, accesos, portal etc).

Manuel por el contrario invirtió en una vivienda seminueva, con un público objetivo mucho más amplio, en una urbanización donde, debido a su poder adquisitivo no todo el mundo puede acceder y eso generaba una demanda muy por encima de la oferta e incluso en los peores momentos mantuvo el precio. La rotación de publico de origen extranjero subió el precio del alquiler, y los alquileres de corta estancia se pusieron de moda debido a su cercanía  a la playa.

Nuestra conclusión de hoy es incidir en la importancia de hacer un buen analisis del mercado antes de invetir, rodearte de buenos profesionales que sepan asesorarte correctamente.

Gracias y nos vemos la semana que viene.

Anterior

¿Por qué vender tu casa con una inmobiliaria en Alicante?

Siguiente

¿¿QUIENES SOMOS ??